Título: Como agua para chocolate.
Autor: Laura Esquivel.
Año: 1989.
Páginas: 262.
Editorial: Penguin Random House | DEBOLS!LLO.

Sinopsis:

Tita y Pedro se aman. Pero ella está condenada a permanecer soltera para cuidar de su madre hasta que ésta muera. Y pedro para estar cerca de ella decide casarse con Rosaura, la hermana de Tita. Y Tita se refugia en la cocina, se entrega a la elaboración de platos mágicos capaces de transformar las emociones y el comportamiento de quienes los prueban, a la espera de que su trágico destino se cumpla.

Mi opinión:

Terminé de leer este libro hace algunas semanas. Había escuchado grandes opiniones que recomendaban totalmente este libro, y la verdad es que no me decepciono. La historia es atrapante desde la primera hoja, no pierde emoción al contrario al contrario, la forma como está narrado hace que la lectura sea muy amena, fácil y ligera.

Tita creció en la cocina junto a Nacha, que era la encargada de la cocina, y no solo era la cocinera, ella prácticamente la crió. Por lo que no era de sorprenderse que Tita desarrollara el mismo amor que sentía Nacha por la cocina. Sus mayores logros, aprendizajes, juegos y recuerdos estuvieron acompañados del calor del horno, y de los olores de los ingredientes combinándose mientras creaban algo completamente diferente.

Pero al crecer Tita, el amor que sentía por la cocina se vio de repente minimizado por el nuevo sentimiento que en ella había despertado Pedro. Poco a poco ellos se fueron enamorando más y más, y solo deseaban estar juntos, pero había un inmenso obstáculo, que ni juntos podían hacerle frente: Tita no podía casarse debido a una tradición antigua en su familia que la obligaba a permanecer soltera para encargarse de los cuidados de su madre hasta que esta muriera.

En lo personal, la decisión que tomo Pedro para poder estar cerca de Tita fue una medida desesperada y nada madura ni comprensiva, puesto que le ocasiono a Tita un enorme daño. Imagínense tener que ver al amor de tu vida todos los días en tu casa (hasta ahí todo suena muy bien) casado con tu hermana. Y lo peor es que todos sabían la razón por la que Pedro se había casado con Rosaura (porque Pedro era de las personas que no saben mentir ni disimular) pero pretendían no tener la menor idea.

Así que Tita buscó refugio en la cocina, creó nuevos platillos, recreó los tradicionales, exploró las posibilidades, siempre con la esperanza de poder olvidar a Pedro y seguir adelante. Se fortalece con el paso del tiempo, la vemos cambiar, madurar y enfrentar las adversidades que en un inicio no creyó posible poder hacer.

Una de mis citas favoritas del libro es la siguiente:


“Mi abuela tenía una teoría muy interesante; decía que todos nacemos con una caja de fósforos adentro, pero que no podemos encenderlos solos… Necesitamos la ayuda del oxígeno y una vela. En este caso el oxígeno, por ejemplo, vendría del aliento de la persona que amamos; la vela podría ser cualquier tipo de comida, música, caricia, palabra o sonido que engendre la explosión que encenderá uno de los fósforos. Por un momento, nos deslumbra una emoción intensa. Una tibieza placentera crece dentro de nosotros, desvaneciéndose a medida que pasa el tiempo, hasta que llega una nueva explosión a revivirla. Cada persona tiene que descubrir qué disparará esas explosiones para poder vivir, puesto que la combustión que ocurre cuando uno de los fósforos se enciende es lo que nutre al alma. Ese fuego, en resumen, es su alimento. Si uno no averigua a tiempo qué cosa inicia esas explosiones, la caja de fósforos se humedece y ni uno solo de los fósforos se encenderá nunca.”

Es un libro precioso, que se disfruta totalmente porque está lleno de aventuras, de secretos que salen a flote, de mujeres con carácter fuerte y admirable, incluso algunas hacían que te estremecieras cuando entraban en escena.

Pero (si, hay un pero) el final y yo no pudimos hacer clic. El final sinceramente me pareció completamente innecesario. Al terminar el libro me quede unos segundos como en trance, mi mente no podía asimilar que eso fuera el final. Y hay finales que te dejan así en buen sentido, pero este no fue el caso. El final no fue para mí.

Dejando a un lado el final 😦 RECOMIENDO este libro absoluta y completamente, porque es de los libros que más he disfrutado, es un libro grandioso y creo que la escritora hizo un trabajo excepcional.
Así que anímense a leerlo, no se arrepentirán.

Espero que les haya gustado. ¡¡Nos vemos pronto para seguir compartiendo el enorme, hermoso amor que sentimos por los libros!!
Te invito a que me sigas en mis redes sociales  🙂 Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s