Título: Mil soles espléndidos.
Autor: Khaled Hosseini.
Año: 2007.
Páginas: 412.
Editorial: Salamandra.

Sinopsis:

Hija ilegítima de un rico hombre de negocios, Mariam se cría con su madre en una vivienda a las afueras de Herat. A los quince años, su vida cambia drásticamente cuando su padre la envía a Kabul a casarse con Rashid, un hosco zapatero treinta años mayor que ella. Casi dos décadas más tarde, Rashid encuentra en las calles de Kabul a Laila, una joven de quince años sin hogar. Cuando el zapatero le ofrece cobijo en su casa, que deberá compartir con Mariam, entre las dos mujeres se inicia una relación que acabará siendo tan profunda como la de dos hermanas, tan fuerte como la de madre e hija. Pese a la diferencia de edad y las distintas experiencias que la vida les ha deparado, la necesidad de afrontar las terribles circunstancias que las rodean hará que Mariam y Laila vayan forjando un vínculo indestructible que les otorgará la fuerza necesaria hará superar el miedo y dar cabida a la esperanza.

Mi opinión:

Esta novela me ha gustado mucho, y desde hace tiempo tenía el propósito de leerla, pero bien sabía que no era una novela sencilla y procesable, ya que se mueve en un ambiente complicado y muy distinto a lo que me ha tocado vivir.

La novela se divide en cuatro partes, aunque de la cuarta no voy a hablar porque contendría un tremendo spoiler.

En la primera nuestra protagonista es Mariam, una joven que vive con su madre en un Kolba en Herat. Mariam es una Harami (un bastardo), y su madre Nana le decía constantemente que su padre se sentía decepcionado y que todas sus atenciones no eran más que para calmar su alma y darle paz por lo que había cometido (o sea Mariam).  Es por eso que Mariam y su madre vivían en un lugar alejado de Yalil, de su casa, de sus tres esposas, sus nueve hijos, pero nada de esto le importa a Mariam, ya que el cariño y el amor que siente por él ni con todas las palabras que Nana le dice pueden borrar.

En la segunda parte conocemos la vida de Laila, una pequeña en la ciudad de Kabul durante la lucha contra los soviéticos en 1987, sus dos hermanos mayores se habían ido a formar parte de las filas que luchaban por la liberación de su país. Su madre estaba presente pero ausente ya que no le daba mucha importancia a Laila. Su padre por otro lado siempre estaba atento, para su padre, lo más importante eran los estudios de Laila, sus metas, y que ella tuviera aspiraciones más grandes que el matrimonio. Pero lo que más amaba Laila era a su mejor amigo Tariq.

En la tercera parte las historias de Mariam y Laila se cruzan, la diferencia de edad es significativa, pero ellas logran forjar un vínculo inquebrantable, el cual les ayuda mucho en todas las experiencias que les va tocando vivir juntas. Y son unas experiencias tremendas, Mariam va aprendiendo mucho de Laila, ambas crecieron en un ambiente distinto, y el carácter fuerte de Laila se hace notar, pero la fortaleza que tiene Mariam, los años de experiencia, y todo lo acumulado en su interior durante años va brotando en acciones nobles.

Durante toda la historia se van mostrando muchas barbaridades cometidas a las mujeres, violencia física y psicológica. Los derechos para mujeres y hombres no son los mismos, inclinando la balanza claramente en favor del sexo masculino.
El pueblo de Afganistán pasa por mucho; el golpe de estado, la guerra contra la URRS, los muyahidines, los talibanes, y todo esto repercute en el pueblo, que no logra conseguir una estabilidad clara, en especial para las mujeres y niñas, quienes prácticamente no tienen valor o importancia.


Me impacto mucho una escena de la tercera parte. Había mucha gente tratando de escapar de todo el caos de Kabul, de las bombas, los tiroteos, las violaciones por parte de los grupos guerrilleros, y de la violencia de sus casas, pero una regla impuesta era que una mujer no podía viajar sola, no podía subir a un autobús con sus hijos y marcharse de la catástrofe porque no iba acompañada de un hombre, esposo, primo, tío etc. Así que tenía que quedarse a arriesgar su vida día tras día porque irse no era una opción para ellas.

Todos hemos escuchado historias sobre este país, pero algo que me quedo muy claro es que realmente no conocemos a fondo todo lo que estas personas están viviendo, el peligro con el que tienen que vivir, escuchar las bombas, el tremendo alivio que sienten cuando la bomba no cae en su casa y la profunda tristeza cuando se enteran que esa bomba impacto en la casa de sus amigos, acabando con toda la familia. La agonía diaria de mujeres que no pueden salir de ese lugar, que no son escuchadas, ni atendidas, ni amadas.

Y aunque yo no me siento identificada con esta cultura, con estas normas y tradiciones, no me ha tocado vivir afortunadamente esta clase de violencia, no deja de impactarme, de causarme un profundo pesar, y también es interesante conocer acerca de esta religión, porque para bien o para mal se ha estado escuchando mucho esto desde hace décadas, no creo que sea justa, sin embargo respeto cualquier religión, porque bueno, todas las religiones han causado catástrofes en la humanidad, degradaciones y actos de violencia incalculables, pero también la religión es muy importante la para las personas que creen en ella, las reconforta, encuentran un lugar a donde ir en momentos de dificultad, suena contradictorio, pero al final los actos de violencia son cometidos por seres humanos, y los seres humanos nos equivocamos constantemente.

El final es sin duda desgarrador, no me esperaba que terminara de esta forma, pero dados todos los acontecimientos de la historia creo que lo veía venir. Hubo una escena en especial que me causo más tristeza. Pero también aporta un poco de esperanza, un poco de luz ante una situación tan complicada y difícil que viven millones de personas, mujeres en particular, en Afganistán.


Espero que les haya gustado. ¡¡Nos vemos pronto para seguir compartiendo el enorme, y hermoso amor que sentimos por los libros!!


Te invito a que me sigas en mis redes sociales. Me ayudaría muchísimo 🙂 Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s