Título: El ferrocarril subterráneo.
Autor: Colson Whitehead.
Año: Publicación original Ingles 2016. Español 2017.
Páginas: 316.
Editorial: Penguin Random House.

Sinopsis:

Cora, hija y nieta de esclavos, vive en una plantación algodonera del estado de Georgia, en el sur de Estados Unidos. Se trata de un lugar infernal, y allí crecerá sometida a la crueldad de sus amos y marginada por los otros esclavos de la plantación. Al alcanzar la pubertad, Caesar, otro esclavo recién llegado de Virginia, le habla de la existencia del <<ferrocarril subterráneo>> y le propone que se sirvan de él para huir juntos hacia el norte. La joven esclava –al igual que hizo su madre cuando decidió abandonarla- optara por dejar el único hogar que ha conocido para embarcarse en un arriesgado viaje hacia lo desconocido, un viaje en pos de la libertad.

Mi opinión:

Una historia completamente desgarradora y cruel porque aunque es una novela, no es posible ignorar el hecho de que muchas personas pasaron por algo así durante su camino hacia la libertad. Que fueron tratados así, vendidos, comprados, castigados y azotados. No es posible ignorar lo que tuvieron que afrontar para obtener lo que les había sido negado y arrebatado; la libertad.

Cora es nuestra protagonista, una mujer esclava en una plantación algodonera de Georgia, y se había quedado sola, su madre había huido de la plantación, dejándola a ella, su hija, siendo una niña muy pequeña atrás, nunca la volvió a ver, pero Cora creció sintiendo siempre el abandono.

Un día Caesar, un esclavo que no tenía mucho tiempo en la plantación donde vivía Cora, le dijo que huyera con él. Y así iniciaron un viaje largo, arriesgado e incierto, donde debían mantenerse siempre alerta, ya que huir de la plantación era lo más fácil, lo que resultaba realmente complicado era poder llegar a los estados donde la esclavitud no estaba permitida, escapando de los caza recompensas que se encargaban de regresar a los esclavos a sus amos.

Ellos lograron escapar gracias al Ferrocarril subterráneo. En el libro te presentan al ferrocarril, las estaciones, los maquinistas, los túneles debajo de la tierra, de una forma muy literal, aunque en la realidad no hubo túneles, ni trenes que se desplazaban por debajo de la tierra hasta llegar a su destino. Lo que si hubo fueron personas abolicionistas, que estaban en contra de tratar a las personas como objetos, en contra de las situaciones deplorables en las que se encontraban, en contra de venderlos cual mercancía, y sobre todo en contra de que un ser humano fuera tratado como propiedad. Y estas personas construyeron una red de escape para los esclavos, las estaciones generalmente eran casas donde se ocultaban, comían, y descansaban para luego continuar con el largo camino que les quedaba.

Cora añoraba la libertad, poder vivir tranquila en un país al que también pertenecía, del que formaba parte. Era una mujer maltratada, golpeada, marcada de por vida, pero Cora era sobre todo una mujer fuerte y decidida, inteligente, con ganas de aprender y con una capacidad de supervivencia muy grande, que representa, con su historia y con la de muchos otros esclavos, así como hombres y mujeres libres que conoce durante su viaje, los abusos, los castigos, la crueldad con la que tuvieron que vivir generaciones de esclavos, representan a las miles de familias que jamás volvieron a verse, padres que fueron vendidos, hijos que fueron asesinados, hermanos que trataron de huir y jamás supieron si lo lograron o no.
Pero sobre todo, representan la esperanza de una vida digna de un ser humano, la añoranza de sentir el inmenso alivio que da la libertad, el poder comunicarse, leer, escribir, representan una luz, una luz que le sirvió y fue guía para muchos en el camino de pasar de esclavo a hombre libre.

Recomiendo mucho que lean este fantástico libro, vale la pena conocer la historia de Cora, de Mabel su madre, la historia de las personas que lograron que Cora escapara, la historia de los jefes de estación, de Caesar, del caza recompensas que los persigue como un lobo hambriento a su presa. Vale la pena completamente.


Me ha encantado este libro muchísimo. Tiene muchas partes brutales, pero siempre hay un atisbo de esperanza. Porque eso era el ferrocarril subterráneo, esperanza.
Considero que el final es feliz en contraste con el resto del libro que te mantiene en constantes subidas y bajadas de emociones, de felicidad y tristezas. Lo cual hace que la novela sea grandiosa de inicio a fin.


Espero que les haya gustado. ¡¡Nos vemos pronto para seguir compartiendo el enorme, y hermoso amor que sentimos por los libros!!


Te invito a que me sigas en mis redes sociales. Me ayudaría muchísimo 🙂 Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s