¡Hola a todas y todos!

El tema del día de hoy es un poco diferente al contenido habitual, pero es algo que me gustaría compartir con ustedes, más que nada porque considero que no soy la única que está pasando por lo mismo, y quizá encuentres algo en estas palabras que te hagan sentir mejor.
NO son pasos que tienes que seguir, simplemente es algo que por alguna razón entendí hoy y quiero compartirlo.

Esta semana ha sido caótica para mí, colapsé por completo…

Han sido unas semanas muy tranquilas y he pasado mucho tiempo sin hacer gran cosa, incluso me he levantado bastante tarde para mi gusto y no hago nada más que estar sentada frente al computador esperando que llegue la inspiración, que surja un proyecto que cambie el curso de mi vida y me consiga mucho éxito, pero la verdad es que no llega, ni creo que vaya a llegar porque cada cosa llega cuando es su tiempo, ni antes ni después y mucho menos forzado.
Tengo dos semanas sintiéndome poco productiva, básicamente un desastre y cada que avanza este aislamiento social, el sentimiento aumenta causando que me cuestione a mí misma si estoy en lo correcto al no hacer nada durante prácticamente todo el día.

Y la verdad es que hay una vocecilla en mi cabeza que me dice que no está nada bien, que cómo es posible que el mundo entero este creando cosas, impulsando proyectos e ideando nuevos desde la comodidad de su sofá mientras yo me la paso pintando, avanzando en algunas de mis novelas, leyendo, regando las plantas, experimentando con mascarillas faciales y pintando mis uñas o simplemente acostada en el suelo todo el día.

Dejé que esa voz inundara mi cabeza de pensamientos que me hacían sentir mediocre al desperdiciar el tiempo, tenía tanto ruido mental que incluso llegue a sentir que mi mera existencia es un desperdicio de oxígeno.   

Pero hoy entendí una cosa y por eso se las comparto…

No hacer nada también está bien.

Cada cosa llega cuando es el tiempo de que llegue. Está bien no ser tan productivo, está bien relajarse y por supuesto que está bien NO hacer nada.

Nos han enseñado que debemos ser súper productivos para ser alguien en la vida, que el éxito se mide en las cosas que consigues, que entre más tiempo estemos ocupados mejores personas somos, pero eso es completamente falso, ser productivos no define lo que somos.
La mejor forma de amarnos a nosotros mismos es haciendo una pausa y escucharnos.

Porque seamos honestos, vivimos tan rápido que nunca nos detenemos a ver si realmente estamos felices con nosotros mismos y con lo que hacemos, vivimos rutinariamente, producimos rutinariamente para acumular bienes y logros, y cuando estos se ven pausados forzosamente (como es el caso de estos tiempos) todo nuestro sistema colapsa porque no somos igual de productivos.

Creo que lo mejor que podemos hacer por nosotros mismos es permitirnos ser productivos a nuestro paso, y permitirte darte un espacio a ti mismo. Necesitamos un tiempo para nosotros, parar y no hacer nada absolutamente, generar ese espacio sin preocupaciones.
Tu cuerpo lo necesita, tu espíritu lo necesita (religión aparte).

Que pares un momento, unos días, semanas o meses no reduce la valiosa persona que eres, al contrario, la intensifica, porque escucharte a ti mismo te hace más fuerte y sensible para afrontar las vivencias y encontrar los aprendizajes que tiene cada experiencia que vives.

Y créeme, cuando esa voz en tu cabeza se manifieste dile -Está bien no hacer nada, y hoy no voy a hacer nada-.
Y dedícate a hacer precisamente nada, porque al hacerlo, estás haciendo todo lo que necesitas, hasta que llegue el tiempo de hacer algo más.


Te invito a que me sigas en mis redes sociales. Me ayudaría muchísimo 🙂 Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s